IN.CO.P.AR

NOCION y CLASIFICACION

Esta línea de trabajo, del estudio Yosef&asociados, junto al grupo precooperativo Hammurabi, comprende lo relativo a cualquier otro modelo de INCUBADORA, salvo que en este caso, se trata de una incubadora privada, CON UN PERFIL orientado al cooperativismo  y a la defensa de las pymes, como así también a su potenciación.

Dicho perfil, comprende no solo  las cuestiones técnicas, sino también las ideológicas o doctrinarias, que hacen a la razón de ser  de estos emprendimientos.

Generar, acompañar y custodiar el crecimiento de una empresa genuina, es nuestro trabajo

La distinción entre  “incubadoras públicas y privadas”, no es nueva. 

Entendemos que al hablar de incubadoras privadas, se está hablando básicamente de  “asesoramiento y capacitación” a las personas integrantes de distintos nichos o segmentos de la realidad social y dentro del esquema de las incumbencias o campos profesionales ya sea de los abogados, contadores u otros profesionales ligados al mundo empresario.

Entendemos, que las mayorías de las “incubadoras privadas” y cualquiera fuera el nombre que adopten, tratan de difundir y transmitir, básicamente cuestiones «eminentemente técnicas”, sin profundizar en las cuestiones sociales, que afectan y mucho, y más en un país como Argentina o cualquiera de Sudamérica, a dichas estructuras empresariales.

Es nuestra opinión, que tanto las  incubadoras con “énfasis” en lo técnico, o actualmente en el siglo XXI, desde “lo informático”,  han generado hacia la profesión de abogados, y otras de carácter social,  una serie de  situaciónes negativas, no solo con respecto a la función integral del abogado en el mundo empresario y especialmente las pymes,  sino con respecto a la credibilidad y eficacia de dichos capacitadores, SITUACION que entendemos fue desdibujada y/o desalentada, por distintos gobiernos de turnos, con políticas “antiabogadiles”, que en nada favorecieron a la sociedad en general y con mayor gravedad, en los segmentos empresarios genuinos, que necesitan de dichos asesoramientos, de igual manera, que un automovil necesita de lubricantes, para una mayor expectativa de vida util

La función del abogado, a quienes se trata de apartar de los emprendimientos genuinos, tiene una clara misión de manipular políticamente, a ciertos movimientos de emprendedores, vaciándolos de contenido social y jurídico, pero tenerlos como “emprendedores serviles” de los grandes capitales o intereses  multinacionales.

Entendemos que canalizar el ESPIRITU EMPRENDEDOR, a través de Cooperativas y Pymes, de claro contenido nacional, con sustento en los avances de las distintas ciencias, acompañadas en su gestación principalmente de Abogados y Contadores, es el signo de la época, para tratar de coadyuvar al Estado a controlar mercados y territorios.

Función esencial, dicho sea de paso, que el Estado ha abandonado o brilla por su ausencia, atento  los crónicos déficit de sus estructuras y su falta adecuada de control.  Función de control y arbitraje en los mercados, en el cual hoy reinan sin mayor obstáculos los monopolios y oligopolios extranjeros, que lisa y llanamente saquean no solo nuestros recursos naturales, sino también nuestro recursos humanos.

LA INCUBADORA

En lugar del nombre INCUBADORA, también podríamos utilizar el de TALLERES DE CAPACITACION, o  el de REUNIONES DE ORGANIZACIÓN y/o el de CENTRO DE ENTRENAMIENTO  y/o  el de CLASES DE CAPACITACION y/o cualquier otro, que se asemeje. 

Si utilizamos el nombre INCUBADORA, es básicamente por una cuestión de que “la prensa”, que esta  figura ha tenido, ha sido mucha y creemos que “política o ideológicamente” es  incorrecta, ello es así, porque se  parte de una premisa, que destaca en el emprendedor como base fundamental  EL ANALFABETISMO funcional, lo cual si bien es cierto, la manera de abordarlo, en la mayoría de los casos, entendemos que es absolutamente deficiente. 

Existe una gran cantidad de “incubadoras”, que abordan la temática, DESDE EL OTORGAMIENTO de subsidios, créditos con bajas tasas de interés, financiamientos extensos y una serie de herramientas, que luego terminan siendo muchas veces “salvavidas de plomo”, como quedo demostrado en los últimos años, en muchísimos casos de “cooperativas y de pymes “ en Argentina.

En nuestra INCUBADORA,  el paradigma de los créditos, financiaciones y demás “paquetes” crediticios ocupa un último e innecesario lugar.

Más aun, capacitamos en el sentido de PRESCINDIR DE LOS BANCOS, en un 95 % de nuestra actividad y de todo tipo de créditos o ayudas financieras, que no estén debidamente justificada su solicitud.

Nuestro lema principal, tampoco es el de “la capacitación” como “negocio educativo”, algo que no tiene sentido en sí  mismo, dado que bastardea o precariza a LA EDUCACION. Somos conscientes y muy responsables en este ítem, por ello, es que consideramos que “la capacitación no puede imitar”, la que se dicta en el ámbito académico, sino que debe “articular lo que se enseña en el sistema formal, con lo que ocurre realmente en la práctica cotidiana”  

Entendemos que la capacitación en una INCUBADORA GENUINA,  (o sea que no sea solo intermediaria de planes y subsidios estatales), es acompañar y custodiar en su dinámica laboral a los integrantes del emprendimiento.

LOS PILARES básicos, de nuestras capacitaciones, se ajustan a la consigna del “Esfuerzo propio y Ayuda Mutua”, los cuales son paradigmas del cooperativismo a nivel mundial.   Nuestro lema básico, en esta temática, se resume en un conocido proverbio que dice.  “no les des pescado, enséñales a pescar”

Creemos que el concepto de INCUBADORA en sí mismo es válido, pero  el asunto está, en descifrar  “las intencionalidades” que se buscan con dicho nombre, el cual muchas veces entendemos no es claro y confunde a la mayoría de los ciudadanos.

Rescatamos el nombre INCUBADORA, pero le damos nuestra propia orientación, nuestros propios programas y las capacidades profesionales, que vamos generando a través de los distintos asociados, que se integren.

Generalmente,  y conforme las matrices de surgimiento de las cooperativas, ha sido ya sea el Estado, las universidades, los sindicatos y otros organismo similares, quienes impulsaron su formación u otorgamiento de créditos y asistencia financiera.

  En nuestro caso, EL MODELO DE MATRIZ  es absolutamente distinto,  entendemos que constituye una INCUBADORA PIONERA, tanto en Argentina como en Sudamérica, no porque lo sea en si misma, sino porque surge a partir de un estudio jurídico privado, sin conexiones o avales por parte del Estado y principalmente en base a los pilares del Esfuerzo Propio y la ayuda mutua, sin que estos principios signifiquen gratuidad, caridad religiosa, ni nada por el estilo, sino que son los fundamentos mismos de LA COOPERACION, de la cual el Jus- naturalismo, ha estudiado y enseñado desde hace siglos, incluso anteriores a la formación de cooperativas y/o de ideologías de emprendedurismos varios.

ACTIVIDAD

Nuestra INCUBADORA, impulsara  en dos grandes segmentos laborales de nuestro país, las actividades que aquí se describen.

En primer lugar, el tema de las COOPERATIVAS tanto en términos generales, ( Ley 20.337 ) como específicamente las COOPERATIVAS DE TRABAJO, las cuales están teniendo desde hace unos años, un gran desarrollo, el cual desde este estudio  dedicamos especial atención o énfasis.

El titular del estudio (Dr. Yosef), es además escritor de puntos de vistas o enfoques doctrinarios y legales, sobre la temática Cooperativa.

En segundo lugar,  la temática de las Pymes, entendiendo como tales, no solo la clasificación  que se contemplan “por facturación”  desde el gobierno nacional.    sino también, las micropymes o autónomos o emprendedores en general, los cuales en la mayoría de los casos carecen de las herramientas conceptuales tanto en lo jurídico, como contable y especialmente en lo que es la ubicación sistémica, dentro de las estructuras de los modelos socioproductivos.

 

COOPERATIVAS

En cuanto al segmento de las cooperativas, el estudio pone especial énfasis, en las cooperativas de trabajo, de escala medianas o grandes. Y en ese segmento, se distinguen los siguientes ejes de trabajo.

 

a) las CTPU  (Cooperativas de trabajo de Profesionales Universitarios) ver más en el sitio web www.ctpu.com.ar

b)  Las RCP (Redes Cooperativas Pyme) este eje, también se articula al tema Pyme en particular, ejemplo de estas redes y sus esquemas de trabajo, el cual estamos desarrollando, lo puedes encontrar en el sitio web  www.redescasa.com.ar, similares esquemas a este, pueden generarse en cuanto a Farmacias, Ferreterías,  Tiendas, Zapaterías, Librerías, Restaurantes, etc.

c) Las CTO (Cooperativas de Trabajo de Oficios) este eje cooperativista, se vincula estrechamente no solo a los pequeños trabajadores “autónomos”, sino también a todos aquellos que egresan de las escuelas de oficios, y que al carecer de capital monetario, como así también herramientas y recursos humanos, deciden la opción por trabajar en forma mancomunada bajo el formato cooperativo. Ver mas, en:   www.oficioscoop.com.ar    En el caso de esta incubadora que promocionamos, los niveles mínimos de masa crítica que alentamos es el de 30 integrantes, siendo un nivel promedio óptimo el de 60 u 80 integrantes todo ello articulado o dependiendo del objeto social y la cantidad de población que constituye el mercado de dicha cooperativa.

d)  Las E.R. (empresas recuperadas por sus trabajadores), se trata de un modelo cooperativo, cuya principal preocupación es mantener la fuente de trabajo existente, asegurar sus distintos capitales y lograr sus equilibrios y potencialidades.

Básicamente  la figura jurídica, se presenta ante situaciones de concurso y/o quiebra de la unidad empresaria, y a través de una serie de  hechos y conductas, que están contemplados en la ley de quiebras de la republica Argentina.        

e)  Las E.T. (empresas transmigradas) se trata de un modelo jurídico-cooperativo, cuyo nombre también lo indica todo, es decir EMPRESAS TRANSMIGRADAS. El esquema es similar al de una ER, solo que en estas debe mediar un proceso concursal y/o quiebra empresaria, mientras que las E.T. ese proceso se genera mediante acuerdo de partes y la causal, no es ni un concurso ni una quiebra, sino determinadas circunstancias de los distintos ciclos vitales, por lo que atraviesan las patronales empresarias, en tanto y en cuanto son personas humanas.

No existe actualmente un modelo jurídico específico, que las contemple, pero  la figura encuentra sustento y viabilidad, en las figuras contractuales clásicas, incluso con la posibilidad de determinados usufructos vitalicios, para la patronal cedente o que transmigra su unidad empresaria.
 Existen distintos elementos a considerar para dicha transmigración, que van desde lo económico, hasta lo  social y cultural, incluidos temas de claro contenido emocional o anímico y de potenciales trascendencias en tiempos y espacios de las distintas generaciones, que componen la unidad empresaria.

PYMES

Nadie que pertenezca al mundo empresario, puede desconocer, que las Pymes, son las empresas que absorben mayor cantidad de fuerza de trabajo o mano de obra. Pero también es cierto, que en dicho segmento, las precarizaciones, y las subocupaciones no son menores.

 

La Capacitación y/o la llamada «Profesionalización» de las Pymes, no es, ni deberia ser un «tema menor»

Se  evidencia y por varios frentes de batalla o presiones, (tributario, laboral, seguridad social, intereses o usura, etc)   que ser propietario de una Pyme, en los actuales tiempos de capitalismo salvaje y neoliberalismo con altas dosis de hipocresía, la obligada situación a la que son sometidos los empresarios Pymes, no son para nada menores o circunstanciales.

Es simple de comprender, una PyME  e INCLUIDA LAS “ micro”, son  pequeña o mediana empresa cuyos intereses y   actividades se desenvuelven  en el país, dicho en otras palabras en el MERCADO que corresponde al TERRITORIO y lo hacen en distintos  en  sectores, como ser:  servicios, comercial, industrial, agropecuario, pesquero, fruta hortícola,  construcción o minería, etc.

Generalmente  su organigrama de integrantes, tiene distintos rangos, hasta 5 integrantes son la mayoría, de 5 a 10, la segunda clasificación mas extendida, siendo de 10 a 100 integrantes, la considerada mediana empresa. Todo ello desde el enfoque cuantitativo de sus integrantes. 

En la actualidad y en Argentina,  la categoría de las mismas, se establece “prioritariamente”, por  el MONTO DE FACTURACION,  siendo la   cantidad de empleados, un elemento a tener en cuenta para medir, el control de la facturación, pero no se tiene en cuenta, si la persona está ocupada, subocupada, o excluida del sistema.

Nuestro enfoque, para clasificar a las Pymes, no solo es el monto de facturación que anualmente establece el gobierno nacional, para encuadrarlas, sino que también comprende en ese “rango”, a todas las llamadas “micropymes” y “autónomos” o emprendedores solitarios, que IMBUIDOS de los criterios sociales y jurídicos, que hacen a su existencia como emprendedores, pueden facilitar y mucho, la toma de una conciencia social empresaria, que permita coadyuvar a controlar y mejorar o potenciar  los distintos mercados y territorios de nuestro país.

Muy pronto (o sea dentro de unos meses), tenemos PLANIFICADO desde este estudio y grupo precooperativo Hammurabi,  habilitar un sitio web, especifico del Programa IN.CO.P.AR, el cual estará destinado a explicar, detallar y transferir conocimientos no solo a nuestros potenciales clientes, sino especialmente al mundo de los abogados/as, a efectos de que se generen incubadoras, a lo largo y ancho del país,  con el enfoque o visión empresarial, que difundimos.

SUMATE.

Si sos Pyme, o  emprendedor o estas interesado en integrar una Cooperativa de Trabajo de escala Mediana o Grande, entonces  INFORMATE GRATUITAMENTE, de  Lunes a Viernes de 16 a 18 hs, en calle Luciano Torrent 1833, de la ciudad de Santa fe (Republica Argentina), nuestros teléfonos  0342-4522177 y 0342-156 156 013 , nuestro email   ncyosef@hotmail.com   o  hammurabiabogados@gmail.com